Mi marido me pega

Mucho se habla hoy del machismo, micro/machismo y violencia contra las mujeres. Será porque Evolé ha comenzado Salvados con este tema que no hay quien aborde.mi marido me pega

Hasta que no te pones las gafas de la igualdad, o del feminismo, no te das cuenta de que vivimos en una sociedad violenta contra las mujeres, desde que nacemos.

El paternalismo con el que nos tratan médicos, matronas y enfermeras a la hora de parir.

El poner pendientes a una niñita de pocos meses *porque así no se va a enterar…*o más bien no se va a acordar, castigándole físicamente en favor de una distinción machista en toda regla * me divierte a veces, pensar en los piratas, esos hombres bravos, con pelo largo, trenzas, ensortijados y con pendientes, maquillados…en fin.

Lo femenino y lo masculino cambia con la moda, la ropa que es lo que nos distingue de los animales, cambia con los siglos, lo absurdo del rosa y del azul pasará y sera substituida por el rojo y el verde. Ya que es algo subjetivo, social y patriarcal.

Por otro lado está la DECISIóN, si si, la decisión de las MUJERES, las mujeres tenemos que decidir si somos fuertes o débiles, si somos atractivas o matonas, si dejamos que nos defiendan o nos defendemos, si somos agresivas o sumisas, y eso sucede desde la más tierna infancia, nos condiciona porque la sociedad aplaude a las débiles, sumisas, calladas, atractivas, a los que las defienden y a las que se dejan defender y excluye y llama marimachos o lesbianas *como si eso fuera un insulto, a las que tienen valores y fortalezas distintas.

machismo2

Lo cierto es que las cifras son de escándalo, incluso en países como Suecia, donde los derechos de las mujeres parecen realmente institucionalizados, y es que no hay un perfil de hombre ni de mujer que pueda catalogar este, fenómeno, por llamarlo de alguna forma.

Una de las cosas que más me llamó la atención del reportaje de Evolé es que se deja entrever que el cambio lo deben hacer solo los hombres machistas o la sociedad, que son los que tienen ese problema.

Y que a las mujeres que sufren esto, solo les queda esperar que alguien, estatal las defienda o les ponga una casa, o que les den recursos para salir de ahí, y estoy de acuerdo. Pero todo esto seria más fácil para ellas si cobráramos lo mismo que ellos, si nuestros trabajos fueran valorados y si no dieran bonificaciones para que nos contratasen a tiempo parcial, si las guarderías fueran flexibles en horarios. Pero lo principal es lo económico, una mujer autónoma debe ser admirada y valorada, una mujer que cobre lo que un hombre, no tiene porque ser un monstruo como dejan entrever muchas películas (el diablo viste de Prada, entre otras), puede que sea buena profesional, y no solo puede sino que lo es, porque ha tenido que pasar por la barrera del machismo siempre, por eso admiro a toda mujer con poder independientemente de si es roja, amarilla o colorá.

Y voy a decir algo que tal vez no guste a muchos ni a muchas. Nosotras tenemos la OBLIGACIÓN de defendernos a nosotras mismas, y rechazar determinados comportamientos desde la primera vez que se producen.

DEBEMOS dejar a aquel chico que nos hace un comentario poco favorable sin casi conocernos, DEBEMOS apartarnos

Les debemos hacer EL VACIO o MOBBING independientemente de si el resto de personas le quieren respetan y aprecian. Nos debe dar igual.

Si queremos respeto tenemos que GANÁRNOSLO. 

Si no te quieres APARTAR, pues déjale claro desde el primer momento que te tiene que respetar. Y eso se hace siendo DIRECTA, SIN TITUBEAR, eso se hace RESPETÁNDOSe primero a si misma. No hace falta armar una discusión, según su respuesta a tu pedida de respeto sabrás si estas junto a un hombre machista que no va a respetarte y a partir de ahí tu decides, y eso que es un insulto o una falta de respeto, irá a más en vuestra relación no a menos.

LOS HOMBRES NO CAMBIAN si no QUIEREN.

 

Muchos me han  preguntado que por qué hablo de esto en un blog para embarazadas. Mi respuesta es que una embarazada es donde todo comienza, una madre en ciernes, alguien que cambia vidas. El pilar de la sociedad. La violencia contra las mujeres debería ser considerado un problema de estado y ser tratado desde todas las capas de la sociedad. Una embarazada formada, con las ideas claras, que se respete a si misma, a nivel global, lleva a un mundo más equilibrado. Le pese a quien le pese. Y las embarazadas tienen mucho que decir  en todos los ámbitos, vamos a dejar el paternalismo que protege a la embarazada sobre todas las cosas.

 

Aunque no aprovecharse de la situación, aprovechados todas vosotras de la barriguita, es considerado pecado en la mayoría de las circunstancias.

Vámonos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios