Una cuestión de Estrías

El tema de la aparición de estrías en el embarazo es todo un dolor de cabeza para algunas mujeres. Yo entre ellas.

Primero un poco de teoría, las estrías se producen porque la piel por debajo de la epidermis se rompe, los factores que influyen a esta rotura son que tu piel esté seca o una mala alimentación (falta de hidratación sobre todo), las causas más determinantes son la pérdida o ganancia de peso repentina.

Como siempre os voy a contar MI EXPERIENCIA para que hagáis lo mismo que hice yo o todo lo contrario. Esto no es la COSMOPOLITAN 🙂 aunque por tirada ya me gustaría a mí, cómo una revista que coges este mes y el de hace 20 años, puede estar diciendo lo mismo y que la sigamos comprando….INCREDIBLE!

cara de sorpresa
por dior, me encanta esta foto

Sigamos con el tema que hoy nos ocupa……yo tengo históricamente estrías en los muslos y en el trasero. No es de extrañar porque mi piel siempre seca, atópica y deshidratada necesitaba unos cuidados que yo, más preocupada por el alma que por el cuerpo, pues no le profesaba. Pero la piel de mi estómago era distinta, era suave, tersa y soportaba mis chocolatillos, que se me han marcado en algún momento (no tan lejano en tiempo…ains) así que por ninguna razón quería las temidas estrías en esa parte de mi cuerpo, tampoco en mis senos las quería ni por asomo. Así que una vez confirmado mi embarazo y decidido que mi hijo era muy muy querido, me puse manos a la obra para mantener esas zonas de mi cuerpo tan tersas y bonitas como estaban.

vientre plano
los sueños se hacen realidad….

Después de hacer una encuesta entre mis más allegadas, decidí que lo más acertado era untar mi cuerpo con aceite de almendras dulces del MERCADONA, sí, de ese, por barato y fácil de encontrar.

aceite de almendras dulces del mercadona
que nadie se equivoque…..

Todo iba bien, no me había salido ni una estría, yo seguía con mi paz de espíritu y haciendo de mi capa un sayo. La felicidad por todos los poros me salía. Había encontrado el remedio estrella del embarazo.

Hasta que pasó algo.

Una situación de estrés sin igual, ingresaron a un familiar, estaba fatal y durante unas 72 horas no dormí, no me hidraté y dejé de echarme mi aceite de almendras dulces…resultado me comenzaron a salir las temidas estrías en mi panza.

estrias en el embarazo

A partir de ahí todo fue de mal en peor, porque como  no racionalicé lo que pasaba, fui con todos mis nervios (que no se me pasaban) y me compré unas 4 cremas que había en el mercado. Dejé la leche de almendras a un lado y creo que ese fue el ERROR más GRANDE que pude COMETER.

Las estrías se expandieron, y ya no hubo crema de 50 euros que las parase. Debí continuar con la Leche de Almendras? Absolutamente. Creo que también debí exfoliar mi piel, cosa que por entonces no hacía pero que ahora me parece fundamental.

Para después del parto, existen tratamientos para esa zona del cuerpo, para la disminución de las estrías y para la diástasis de la zona….pero eso ya es otra historia…y otro post.

Y…este ha sido el post de hoy, espero que os haya gustado.

Si te ha gustado dale a me gusta o compártelo :), me encantaría que lo hicieras.

Si no te ha gustado dale a me gusta o compártelo :), me encantaría que lo hicieras.

También te puedes subscribir a este blog y que te lleguen las cosillas por email o entrar en Facebook., subo post más o menos todos los días 🙂

Abrazos embarazosos!

Vámonos!

También os comparto un monólogo de Carmen Machi, toda una sabia en el tema….de lo que hay que hacer para verse guapas…en cualquier caso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s